Basureros en Hospitales

Blod Pag Wb 02 1

 

La limpieza y el manejo adecuado de los basureros en los hospitales es esencial para garantizar un entorno seguro y saludable tanto para los pacientes como para el personal. Un mal manejo de los desechos hospitalarios puede llevar a infecciones, contaminación y otros problemas de salud pública.

Para un manejo adecuado de los desechos hospitalarios es importante una correcta clasificación y separación, por lo general en los hospitales los desechos se dividen en:

Residuos Biológicos que incluyen materiales contaminados con sangre y otros fluidos corporales.

Residuos Infecciosos como agujas, jeringas y otros materiales punzocortantes.

Residuos químicos de medicamentos caducados, productos de limpieza, etc.

Residuos comunes relacionado con basura domestica que no ha estado en contacto con materiales peligrosos.

Es fundamental utilizar contenedores adecuados para cada tipo de residuo, los contenedores de color rojo se utilizan para desechar los residuos biológicos e infecciosos, los contenedores de color amarillos son los correctos para los residuos químicos y farmacéuticos, y los contenedores negro o gris para los desechos comunes no peligrosos. Cada contenedor debe contar de manera clara con una etiqueta para una mejor identificación y también deben tener tapas seguras para evitar posibles derrames y contaminación.

Estos contenedores de residuos deben limpiarse y desinfectarse regularmente para mantener la higiene y prevenir la propagación de infecciones, por seguridad se recomienda siempre utilizar Equipo de Protección Personal (EPP) como guantes, mascarillas, gafas de protección y batas desechables para manipular cualquier tipo de residuo. También es importante hacer una separación de los residuos según categoría antes mencionada (generales, biológicos, químicos o infecciosos), cada uno rotulado de manera clara y visible para todos los usuarios; utilizar bolsas de basura que sean resistentes para evitar contaminación, estas bolsas deben de retirarse con frecuencia de los contenedores para evitar la acumulación de los residuos, toda bolsa debe transportarse cerrada dentro del contenedor hacia el lugar destinado para su tratamiento.

Adicionalmente se recomienda desechar el EPP utilizado de manera segura una vez terminado de manipular los residuos, luego proceder a lavarse las manos con agua y jabón para completar el proceso de limpieza y retiro de residuos de los contenedores.

Para los desechos hospitalarios es preferible utilizar basureros con tapa y pedal para minimizar el contacto manual y reducir la propagación de gérmenes, además, se debe asegurar que el accionamiento y cierre de las tapas sea el correcto para que no emanen olores desagradables. Por otro lado, se aconseja ubicar los contenedores en puntos clave, accesibles para el personal, pero alejados de las áreas de mayor tráfico de pacientes para minimizar los riesgos de contaminación e infección, también asegurarse de que haya suficientes basureros en todas las áreas críticas del hospital, como salas de operaciones, urgencias y unidades de cuidados intensivos.

La desinfección de basureros en los hospitales es una labor indispensable para mantener la higiene y prevenir la propagación de infecciones. Es esencial que antes de iniciar con la limpieza de estos contenedores, se utilice el EPP establecido, tener preparado los artículos que usarán como cepillos de cerdas duras, desinfectantes como hipoclorito de sodio, paños desechables entre otros. Comenzar con un enjuague inicial con suficiente agua para eliminar restos de residuos que hayan quedado luego de retirar las bolsas de basura, rociar generosamente el desinfectante en el interior y exterior, cubriendo todas las superficies del basurero incluyendo tapas y pedales, dejar actuar el desinfectante por un tiempo de 10 a 15 minutos para una limpieza efectiva. Luego con el cepillo, restregar todas las superficies, poniendo mucha atención a las áreas de difícil acceso y las esquinas, esto para no generar acumulación de gérmenes y bacterias en el basurero. Posteriormente enjuague nuevamente con abundante agua limpia para eliminar los residuos de desinfectante, deje secar al aire libre, cuando este totalmente seco coloque nuevamente una bolsa limpie para los residuos designados.

Los contenedores de pedal de la marca Rubbermaid, brindan seguridad, bienestar y durabilidad, ya que, la tapa con cierre controlado y silencioso minimiza el ruido para bienestar de los usuarios, la tapa también cuenta con una estructura robusta con diseño de arco para prevenir su deformación, el pedal creado para soportar un uso rudo y garantizar una vida útil extensa. Los componentes de acero inoxidable resisten la corrosión, cuentan, además, con una variedad de colores para cada tipo de desecho y en diferentes tamaños según el espacio que se requiera.

Implementar practicas higiénicas en los basureros ayuda a minimizar los riesgos asociados con los residuos peligros, protegiendo la salud de los usuarios de los hospitales y contribuyendo a un entorno más seguro.